lactancia materna en tandem - tu matrona

Lactancia materna en tándem

Desde hace unos días se mueve por redes sociales información sobre la lactancia en tándem, a raíz de una foto de la actriz Natalia Sánchez compartiendo su experiencia al respecto.

¡Gracias @natasanchezmol… por hacer visible esta opción de lactancia!

Si la crianza y lactancia está llena de opinólog@s y “bienintencionados” consejos, si decides optar por este tipo de lactancia ya apaga y vámonos (lo sé de buena tinta) …pero, empecemos por el principio.

La lactancia en tándem es la manera cómo se denomina a la lactancia que comparten 2 herman@s de diferentes edades.

Si tenemos en cuenta las recomendaciones que hacen la OMS (organización mundial de la salud), UNICEF o la AEP (asociación española de pediatría) respecto a la lactancia:

  • 6 meses lactancia exclusiva
  • a partir de los 6m hasta el 1º año complementándola con comida
  • a partir del 1º año y hasta que mamá y bebé deseen como complemento a la comida

No es extraño que puedan coincidir 2 herman@s lactando al mismo tiempo y sin embargo no es algo habitual de ver en la calle.  El porqué es algo que tiene para hablar largo y tendido… falta de apoyo a las madres, consejos contradictorios por parte de los profesionales, bajas maternales irrisorias, etc… pero eso lo hablamos otro día.

Mi objetivo con este post es derribar falsos mitos y aclarar dudas que rodean a este tipo de lactancia, vamos allá…

– Durante el embarazo no es necesario destetar al hermano mayor, si no lo deseas.

– No hay contraindicación para lactar estando embarazada (en la 1º parte del embarazo los receptores de oxitocina no están activos y en la fase final si la mujer iniciase con contracciones o sangrado habría que individualizar la decisión de destetar, el estímulo del pezón puede producir contracciones y podría contribuir a empeorar el cuadro si es grave, pero se debe individualizar la decisión).

Yo, sin ir más lejos, durante el embarazo de mi 2º hija estuve lactando con la mayor (que tenia 15 meses cuando empezó el embarazo) y en la s. 31-32 de embarazo la peque y yo pasamos una gastroenteritis (GEA) y cuando mamaba me daban contracciones, cierto es que me asusté porque me dolían bastante, pero la nena estaba bastante malita y lo único que toleraba era la leche materna… total que pasamos 3-4 días difíciles pero se superó la GEA y desaparecieron los problemas. La lactancia no provocó que yo tuviera contracciones pero como había una infección, el estímulo del pezón favorecía que tuviera contracciones; terminó la infección, terminaron las contracciones y siguió la lactancia.

– La lactancia durante el embarazo puede ser difícil, no os voy a engañar. Los pezones están muy sensibles conforme va avanzando la gestación y en ocasiones, puede resultar molesto o doloroso.

En mi caso a partir de la s.20 comenzó a ser especialmente difícil cuando mi hija hacía la succión no nutritiva (es esa succión que hacen cuando han terminado de comer, más corta y rápida y que les relaja y utilizan para conciliar el sueño y seguir estimulando la producción de leche). A mí me dolía ese tipo de succión y me producía nerviosismo también, si le retiraba el pecho se despertaba y había que volver a empezar… al final y leyendo a grandes expertas como @albapadibclc, encontramos la manera de sustituir esa succión por caricias, abrazos y canciones en susurro.

J. y yo (embarazada de M.) lactando

– A lo largo del embarazo suele bajar la producción y cambiar el sabor de la leche, algun@s niñ@s se destetan solos.

No fue mi caso.

– Cuando nace el bebé la leche se modifica y deja de ser leche madura para transformarse en calostro, ya que el cuerpo de la madre sabe que la prioridad es el bebé.

Esta leche modificada no tiene las mismas características exactas que el 1er calostro que tenemos cuando no se lacta en tándem, la proporción de lactosa es algo mayor y al bebé puede molestarle un poco la barriga tras las tomas, nada grave…similar a cuando se alimentan de lactancia artificial, en un par de días se soluciona.

A cambio el bebé se encuentra con una producción de leche increíble, no tiene que esforzarse para producir, su herman@ mayor le hace el “trabajo sucio”. De hecho l@s herman@s pequeñ@s no suelen tener una gran pérdida de peso tras el nacimiento, tienen leche para hartarse.

– No es necesario reservar un pecho a cada herman@, no tiene mucho sentido tampoco. Los dos lactarán a demanda y a consecuencia de esto la producción de leche aumenta considerablemente (más estímulo-más producción).

– No es necesario lavar el pecho después de que lacte el hermano mayor, de hecho hacer lactancia en tándem hace que los virus del hermano mayor entren en contacto con el pecho de la madre y ésta genere defensas que le pasarán al hermano pequeño a través de la leche.

– Es normal que el hermano mayor pida más pecho que lo hacía antes, a veces incluso hace más tomas que el bebé. Es una manera de hacer ver que sigue siendo tu bebé, que te sigue necesitando y reclamar el sitio que antes tenía.

Este aumento de demanda suele durar 1 mes, tómatelo con filosofía, piensa que no va a ser siempre así y que esto sólo lo vas a vivir 1 o 2 veces en la vida…a mí me ayudó mucho repetirme esto en modo mantra…

También, el hecho de compartir el pecho puede ayudar a que el herman@ mayor acepte al nuevo miembro de la familia de una manera más natural y fisiológica, será algo que amb@s comparten con mamá, nadie desplaza al mayor para dejarle sitio al pequeñ@.

Y por último, es una vivencia increíble, impactante, maravillosa, plena y también que va a requerir todo de tu persona (tú solo puedes estar para tus hij@s, al principio ni siquiera para ti), te va a llevar al límite en muchas ocasiones y vas a darte cuenta de que eres capaz de dar mucho más amor, ternura, cariño y leche de la que nunca creíste…sobre todo leche, mucha, mucha leche.

¿Habías oído hablar de este tipo de lactancia?

¿Tenías pensado hacerlo?

¿Qué habías leído al respecto?

Te leo.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba