diabetes gestacional - tu matrona

Diabetes gestacional

Cuando diagnosticamos una diabetes gestacional (DG) en la consulta es una situación que suele caer como un jarro de agua fría para la mujer, implica tener una patología en un proceso que todas o casi todas concebimos como fisiológico.

Índice de contenido:

¿Que supone tener diabetes gestacional?

Supone iniciar una dieta, obligación de realizar ejercicio tras las comidas y realizarse controles de glucemia antes y después de las comidas (sobre todo al inicio, después si los controles salen bien seguramente eliminaremos los previos a las comidas y dejaremos el 1º de la mañana y los de después de las comidas).

Bien, aunque es totalmente comprensible que este diagnóstico sea algo inesperado y una situación nueva que hay que procesar, asumir y manejar; lo cierto es que en la gran mayoría de los casos con estos cuidados suele ser suficiente para mantener la glucemia en rangos de normalidad y con ello reducir los riesgos que implica la diabetes en el embarazo (para el bebé: ganancia excesiva de peso, mayor porcentaje de distocia de hombros (dificultad para salir los hombros del bebé por el canal del parto por acúmulo de grasa en el tórax), inmadurez, riesgo de hipoglucemia al nacimiento … y para la madre: mayor riesgo de preeclampsia, de parto prematuro, infecciones vaginales, desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro…).

Causa y factores de riesgo de la diabetes gestacional

Lo primero que solemos hablar en la consulta tras dar el diagnóstico, es la causa. Este tipo de diabetes aparece por una hormona que segrega la placenta (el lactógeno placentario) (LP), la cual va aumentando en sangre conforme avanza la gestación y que le pone a la insulina (hormona que segrega nuestro páncreas y regula el nivel de azúcar en sangre) el trabajo más difícil.

Cierto es que hay una serie de factores de riesgo para poder desarrollar una DG:

  • Haber tenido una DG en otro embarazo
  • Haber tenido un hijo con peso≥4.000gr
  • Tener un familiar de 1º grado con diabetes mellitus
  • Tener obesidad
  • Tener≥35 años

Esto no implica que vayamos a desarrollar una DG pero si tenemos algún factor de riesgo y llevamos una dieta rica en hidratos de carbono de absorción rápida y azúcares en el embarazo y practicamos una vida más bien sedentaria, se lo estamos poniendo realmente difícil a nuestro cuerpo para que consiga mantener la glucosa a raya.

Por la dificultad que se sabe que tienen las embarazadas para regular el azúcar se realiza a todas las gestantes el test de O´Sullivan (consulta entrada) entre las semanas 24-28, porque a partir de esas semanas es cuando empieza a elevarse el nivel de LP en sangre.

¿La diabetes gestacional continúa después del embarazo?

Con lo que hemos hablado anteriormente podemos razonar que al ser un problema que se origina por la placenta, cuando termina el embarazo y se expulsa la placenta, lo más habitual es que se termine el problema (vamos que muerto el perro se acabó la rabia).

Y digo lo más habitual porque en un pequeño porcentaje de mujeres que tuvieron DG aparecerá una diabetes tipo 2 en el futuro o un síndrome metabólico (hipercolesterolemia, obesidad e hipertensión).

A todas las mujeres que han tenido DG se les realiza a las 6-12 semanas postparto una curva de glucemia para comprobar que ha desaparecido la patología.

Con todo esto podemos darnos cuenta de la importancia de llevar una dieta saludable, baja en hidratos de carbono de absorción rápida y azúcares y mantener una vida activa con un mínimo de 30 minutos al día de actividad, sobre todo si hemos diagnosticado una diabetes en el embarazo.

Recomendaciones para controlar la diabetes gestacional

¿Cuáles son las recomendaciones entonces si tengo una DG?

  • Aprende a identificar a qué grupo de macronutrientes corresponde cada alimento (proteínas/grasas o lípidos/hidratos de carbono).
  • Lee e infórmate de qué implica llevar una dieta saludable, cómo se estructura una comida nutricionalmente equilibrada (plato de Harvard) (entrada alimentación saludable)
  • Realiza 5 comidas al día + un resopón antes de irte a dormir.
  • Monitoriza tus niveles de glucosa antes y 1 hora después de las comidas.
  • Anota, sobre todo al inicio, tus comidas o tus transgresiones de la dieta para tener información por si un valor te sale por encima del límite. Así tendrás más claro que alimentos te cuestan más metabolizar y podrás equilibrarlo la próxima vez que lo comas.
  • Mantente activa, realiza 30 minutos de ejercicio tras las comidas principales.
  • Las gestantes tienen especial dificultad para regular la glucosa por las mañanas, si el control en ayunas o postdesayuno está cercano al límite cambia los desayunos con hidratos (pan, cereales) por proteínas (huevos) y/o introduce un resopón algo más consistente para evitar que baje demasiado el azúcar por la noche y por la mañana haga un rebote.
  • Si aún así los controles salen altos, NO TE CULPES. En un porcentaje de mujeres con esto no es suficiente y tendremos que ayudarnos de la insulina para regularlo.
    LOS RECURSOS ESTÁN PARA UTILIZARLOS CUANDO SE NECESITAN.

¿Tienes más dudas? Te escucho…

Más info:

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba